viernes, 31 de agosto de 2012

TU VERDADERA DISCIPLINA !!


La gran invocacion !!!


NADIE....


Puesta a punto de la maquina de pensar.....

Puesta a punto de la “máquina de pensar”

Del blog de Luis Venegas, traemos aquí estos 15 tipos de pensamiento distorsionado, con el fin chequear nuestra “máquina de pensar”. Se basa en las creencias irracionales estudiadas por Ellis y Beck (terapias cognitivo-conductuales o TCC), y posteriormente por los teóricos de la programación neurolingüística, PNL. Desde la psicogenealogía, entendemos que en este asunto de las “ideas locas”, intervienen los padres y todo el árbol genealógico, así como la sociedad y la cultura en las que crecieron nuestros ancestros y nosotros mismos.

1. Filtraje

Visión de túnel: sólo se ve un elemento de la situación sin ver lo demás. Se resalta un simple detalle y todo el evento o situación queda teñida por este detalle. Cada persona posee su túnel particular por el que observa el mundo. Las palabras claves para este tipo de filtraje son: “terrible…tremendo…desagradable…horroroso”, y así sucesivamente. Una frase clave es “no puedo resistirlo”. Se toman los detalles negativos y se magnifican mientras que no se filtran todos los aspectos positivos de la situación.

2. Pensamiento polarizado
Elecciones dicotómicas: se tiende a percibir cualquier cosa de forma extremista, sin términos medios. Las personas y los pensamientos son buenos o malos, maravillosos u horribles. El mayor peligro de dicotomizar el pensamiento es el impacto sobre cómo se juzga dicha persona a sí misma. Si no es perfecto o brillante entonces sólo podrá ser un fracasado o un imbécil. No existe término medio.

3. Sobregeneralización
Aquí se produce una conclusión generalizada a partir de un incidente simple o un solo elemento de evidencia. Las sobregeneralizaciones se expresan a menudo en forma de afirmaciones absolutas, y se ignora todo lo que uno conoce que pueda contradecirlas. Palabras clave: todo, nadie, nunca, siempre, todos y ninguno. Se extrae una conclusión general de un simple incidente o parte de la evidencia.

4. Interpretación del pensamiento
Se hacen suposiciones sobre cómo se sienten los demás y qué los motiva a ello. Se hacen presunciones sobre cómo están reaccionando los demás ante uno. Uno imagina que la gente siente y reacciona a los pensamientos de la misma forma que uno. Por lo tanto, no se molesta en mirar o escuchar atentamente, ni se da cuenta de que realmente es diferente. Sin mediar palabra, la persona sabe qué sienten los demás y por qué se comportan de la forma en que lo hacen. En concreto, es capaz de adivinar qué sienten los demás respecto a ella.

5. Visión catastrófica
Los pensamientos catastróficos a menudo comienzan con las palabras “y si”. De una situación problemática, se espera el desastre.

6. Personalización
Es la tendencia a relacionar algo del ambiente consigo mismo. Un aspecto importante aquí es el hábito de compararse continuamente con los demás. El error básico es que se interpreta cada experiencia, cada conversación, cada mirada como una pista para analizarse y valorarse a sí mismo.

7. Falacias de Control
Una persona puede verse a sí misma impotente y externamente controlada, u omnipotente y responsable de todo lo que ocurre alrededor. Si se siente externamente controlado, se ve a sí mismo desamparado, como una víctima del destino. La falacia de control interno convierte a la persona en responsable del sufrimiento o de la felicidad de aquellos que le rodean.

8. Falacia de Justicia
Esto se basa en la aplicación de normas a los caprichos de las relaciones interpersonales. El inconveniente es que dos personas raramente se ponen de acuerdo sobre lo que es justo, y no existe tribunal o juez que pueda ayudarlos. La justicia es una evaluación subjetiva de la medida en que lo que uno espera, necesita o desea de la otra persona, esta se lo proporciona. La persona está resentida porque piensa que conoce qué es la justicia, pero los demás no están de acuerdo con ella.

9. Razonamiento emocional
Creencia de que lo que la persona siente tendría que ser verdadero. Todas las cosas negativas que se sienten sobre uno mismo y los demás, deben ser verdaderas porque se sienten como verdaderas. El problema es que como las emociones son producto del pensamiento, y este a veces es deformado, las emociones pueden relejar estas distorsiones y no la realidad. Cree que lo que siente tendría que ser verdadero, automáticamente.

10. Falacia del Cambio
La única persona a la que uno puede controlar realmente, o tener muchas esperanzas de cambiar, es a sí mismo. La falacia del cambio, sin embargo, supone que una persona cambiará para adaptarse a nosotros si se la presiona lo suficiente. La atención y energía se dirige hacia los demás: la felicidad depende de los actos de los demás.

11. Etiquetas Globales
Son juicios globales que generalizan una o dos cualidades. El rótulo ignora toda evidencia contraria, convirtiendo tu visión del mundo en estereotipada y unidimensional.

12. Culpabilidad
Se experimenta una sensación de alivio cuando conoces quién es el culpable. A menudo, la culpabilidad implica que otro se convierta en el responsable de las elecciones y decisiones que realmente son de nuestra propia responsabilidad. Algunas personas focalizan la culpabilidad en ellas mismas exclusivamente. La persona mantiene que los demás son los responsables de su sufrimiento, o toma el punto de vista opuesto y se culpa a sí misma de todos los problemas ajenos.

13. Los Debería
La persona se comporta de acuerdo con unas reglas inflexibles que deberían regir la relación de todas las personas. Las reglas son correctas e indiscutibles. Cualquier desviación hacia valores o normas particulares es mala. A menudo, la persona adopta la posición de juez. Los demás deberían conocer las reglas y deberían seguirlas.

14. Tener razón
La persona se pone constantemente a la defensiva: tiene que probar continuamente que su punto de vista es el correcto, que sus apreciaciones del mundo son justas, y todas sus acciones adecuadas. Nunca se equivoca.

15. Falacia de Recompensa Divina
La persona se comporta “correctamente” en espera de una recompensa. Se sacrifica y trabaja hasta quedar extenuada, y mientras tanto imagina que está juntando puntos angelicales que podrá cobrar algún día. Espera cobrar algún día todo el sacrificio y abnegación, como si hubiera alguien que llevara las cuentas. Se resiente cuando se comprueba que la recompensa no llega.

Ejemplos:

Nadie me quiere (generalización excesiva)

Me va mal con las mujeres (generalización)

Soy tonto (etiquetado)

Sé que se están riendo de mí (leer el pensamiento, personalización)

Yo no le gusto a ella (leer el pensamiento)

Pinchis argentinos engreidos (generalización xenófoba)

Me va a ir mal en este examen (adivinar el futuro)

Soy un imbécil inservible (catastrofismo, generalización excesiva)

Tengo este problema y no he podido resolverlo a pesar de intentarlo varias veces, así que no tiene solución (saltar a conclusiones, pensamiento “todo o nada”)

Nada me resultará bien en la vida (tremendismo, generalización excesiva, adivinar el futuro)

A alguien no le gusta mi trabajo, por tanto, seguramente a la mayoría de mis compañeros no les gusta mi trabajo (pensamiento “todo o nada”, leer el pensamiento)

Siento que no puedo con esto, por tanto, no puedo (razonamiento emocional, razonamiento circular)

Ella “me hace” enojar (TCC: Falsa atribución / PNL: mala formación semántica de causa-efecto: darle a otros el poder sobre las emociones de uno)

Ellos me bajan la autoestima (TCC: Falsa atribución / PNL: mala formación semántica de causa-efecto: darle a otros el poder sobre la autoestima de uno)

“No puedo…” (TCC: saltar a conclusiones / PNL: operador modal de posibilidad)

Esto siempre ha sido así, por tanto, siempre será así (TCC: adivinar el futuro, indefensión / PNL: cerrar el mundo)

No puedo salir con chicas bellas (TCC: saltar a conclusiones / PNL: autolimitación del mundo, operador modal de posibilidad -”Voy a asumir que no puedo salir con chicas bellas”)

Vìa:http://planocreativo.wordpress.com

martes, 28 de agosto de 2012

LA AVENTURA INTERNA

LA GRAN AVENTURA INTERNA







¿Cuántas veces has sentido que necesitas descansar del correr incesante de la vida moderna? ¿Cuántas veces has querido salirte del ruido y entrar en el silencio, pero tus pensamientos no paran de repetir cosas que ya no quieres escuchar? Es muy común en nuestros días encontrarte tenso, malhumorado, apretado y no saber qué hacer para aliviar la situación. Estamos viviendo una vida de grandes tensiones que le exigen al ser humano una estabilidad muy grande para no caer en el tan temido estrés, mal común en nuestros días.

El hombre moderno, que es un gran ejecutor, ha olvidado introducirse en sí mismo, ha olvidado ir al lugar en donde está su mayor fortaleza y su fuente de sabiduría. La vida moderna parece estar hecha para evitar, en todo momento, la mirada interna. Se han alcanzado grandes logros en el campo de la tecnología pero no sabemos introducirnos en nosotros mismos, no sabemos buscar la fuente que nos calma la sed y nos da el equilibrio necesario para vivir mejor.

La gran aventura interna comienza con la meditación. Esta es la puerta de entrada a los parajes secretos de tu mundo interno. Es el método que te lleva al contacto con tu propia fuente de vida. Cuando decides meditar, estás encaminándote al reino de la luz y del amor porque solo, en lo profundo de tu corazón, encontraras el equilibrio y la felicidad que has estado buscando.

La meditación se ha definido de muchas formas. Vamos a darte una formulita fácil de entender. Decimos que meditar es hacer que tus emociones y tu mente guarden silencio para que puedas escuchar la voz del alma, de ese ser maravilloso y divino que eres en verdad. Por lo tanto, el objetivo de la meditación es hacer contacto con el alma. Allí está la fuente de sabiduría y de verdad, allí está el amor que se da sin pedir nada a cambio, allí están la fortaleza, el poder y la voluntad. Son tus tesoros, los de verdad, no como aquellos de hierro y de plástico, de cemento y de vidrio, de piedras y metales; y están compuestos de una sustancia muy sutil que tiene la particularidad de no desgastarse o acabarse; nadie te los puede robar y no se devalúan.

Cuando, a través de la meditación, te pones en contacto con tu alma, tu vida comienza a cambiar. Es como si abrieras una llave por donde fluye una energía muy especial que tiene el poder de hacer nuevas todas las cosas. Algo parecido a cuando te enamoras. Tú sabes lo especial que es estar enamorado. La calle vieja de repente es la más bonita porque te conduce a la reunión con el amado o la amada, el sol parece que alumbra mucho más y las estrellas toman un nuevo brillo. Nos inspiramos y sorpresivamente nos hacemos poetas.

Creo que todos estamos de acuerdo en que estar enamorado es estupendo. Si observas bien te darás cuenta que el amor contiene el poder de hacer nuevas todas las cosas porque, cuando nos enamoramos, vemos las cosas distintas, encontramos belleza en todo. Y hasta nosotros mismos expresamos la belleza a través de la mirada, los gestos y el rostro.

Esta misma transformación ocurre cuando, por medio de la meditación, hacemos contacto con el alma. Es tan notorio que si tienes un espejo cerca y te observas al momento de salir de la meditación, lo vas a notar. Y lo van a notar también tus familiares y amigos porque, como el amor, el contacto con el alma no se puede esconder, se nota.

¿Porqué es así? ¿Porqué el parecido? Porque el alma es la fuente de todo tu amor y hacer contacto con tu alma es como hacer contacto con tu otra mitad, con eso que te falta para sentirte completo.

Dios es amor y el alma es un pedacito de Dios. Es tu parte divina. Y es también la parte divina de todos. Lo divino en ti es lo mismo que lo divino en todos los demás seres humanos. Es como una corriente de energía divina, de luz líquida que fluye en todos. Somos partes de un todo mayor que llamamos Humanidad y este hecho es la base real de la fraternidad humana. No es una razón sentimental, es un hecho. Por eso es que cuando un ser humano hace contacto con su alma, el amor aflora como algo natural y se ama a todos los seres porque se hace contacto con esa corriente de vida y de amor que nos hace sentir uno con todos los demás.

El problema del ser humano es que se ha identificado con su personalidad, compuesta por su cuerpo físico, sus emociones y su mente, y se ha olvidado de quién es en verdad. Con la meditación recuperamos la memoria de nuestro origen divino y nos salimos de la memoria del reino animal que nos hace creer en la muerte, en la carencia, que nos hace ser posesivos y egoístas, nos limita con su sentido de propiedad y posesión y nos encierra en nuestras pequeñas propiedades privadas cuando todo el universo es nuestro patrimonio.

Con la meditación comienzas a descubrir tu verdadero mundo. Un mundo de armonía y belleza, de luz y amor, de fuerza y sabiduría. Un mundo que es tuyo; sólo tienes, simplemente, que decidirte a entrar y, poco a poco, los esplendores de tu alma comenzarán a introducirse en tu vida diaria.



LA RELAJACION

Como paso previo a la meditación, es muy importante aprender a relajarte. Observa cuán tenso puedes estar en algunos momentos del día. La vida moderna con sus incesantes prisas, nos induce a contraernos en exceso, por tal motivo, el relajarnos es casi tan necesario como comer. De esta manera podemos soltar las tensiones que suelen convertirse en insidiosos venenos que nos enferman o nos hacen sufrir.

Hay un ejercicio muy bueno que puedes hacer muchas veces al día. Por un minuto suelta lo que estás haciendo, retírate a una habitación tranquila y acuéstate en el piso o sobre una cama con los brazos y piernas relajados. Imagínate que te sumerges en un océano de luz. No pienses en nada, quédate sumergido en la luz. Cuando te levantes, te habrás recargado. Puedes también pararte frente a una ventana y con los brazos abiertos respirar profundamente, imaginándote que inhalas luz y exhalas todas tus tensiones. Lo repites varias veces y luego, con el poder de tu imaginación, visualizas que la luz circula a través de todas tus células y de todos tus órganos y al exhalar la dejas salir para iluminar, alumbrar y ayudar al mundo entero.

Como preparación para la meditación puedes hacer el siguiente ejercicio: te acuestas en el piso y tensas todo tu cuerpo. Como si trataras de entrar en el piso, por un minuto, empujas tu cuerpo hacia abajo. Entonces, empezando por los dedos de los pies, vas soltando, parte por parte, todo tu cuerpo, hasta llegar a la cima de tu cabeza, mientras imaginas que una luz blanca y resplandeciente te rodea y te penetra.



LA CONCENTRACION

La concentración es el arte de mantener tu mente en el lugar que conscientemente le destinas. Desarrollar la concentración no sólo te ayudará a lograr una más profunda meditación sino que te permitirá utilizar tu mente más eficientemente.

Puede suceder que cuando quieras meditar comiences a pensar en otra cosa completamente ajena al tema de la meditación. La técnica para poder superar esta situación consiste en observar el pensamiento que viene a tu mente sin resistir ni pelear. Si te molestas, le das fuerza y no te puedes liberar de él. Si te quedas simplemente observándolo, solito se va.

Si quieres desarrollar el poder de la concentración en la vida diaria, puedes hacer los siguientes ejercicios:

a.- Observa un lugar y luego trata de recordar lo que has visto, incluyendo todos sus detalles.

b.- Cuando escuches música, sumérgete en la melodía sin pensar en otra cosa y trata de distinguir los diferentes sonidos que la componen.

C.- Observa un objeto cualquiera, puede ser una vela, una flor, un árbol. Cada vez que tu mente piense en otra cosa, amorosamente la vuelves hacia el objeto.

Los ejercicios de concentración son muy sencillos. Lo importante es la perseverancia que tengas. Si te esfuerzas, los frutos recompensarán, con creces, tu trabajo.



ANTES DE MEDITAR

1. ASÉATE. Si te das cuenta de que cuando meditas entras en contacto contigo mismo, sentirás el deseo natural de estar muy limpio. Es muy recomendable darse un buen baño antes de meditar. Pero no termines la limpieza con el cuerpo físico, limpia también tus emociones y tu mente. Es fácil. Lo puedes hacer con la ayuda de los elementos. Si cuando te duchas bendices el agua y le pides que de la misma manera que limpia tu cuerpo, limpie y purifique tu cuerpo emocional verás, que al salir del baño, quedas sintiéndote muy liviano. Puedes inclusive, con el poder de tu imaginación, visualizar el agua como si estuviera cargada con partículas de luz multicolor. Luego, ve cómo están tus pensamientos. Si puedes exponerte a una brisa, pídele al viento que limpie tu mente e imagínate que ese viento arranca de ti todo pensamiento negativo. Si no puedes exponerte a una brisa, simplemente imagínatela y pinta la brisa de luz blanca.

Es muy probable que, debido al ritmo de la vida moderna, no puedas ducharte, ya sea porque vas a meditar en el tiempo libre en tu trabajo, en el autobús, o en algún otro lugar que no es tu casa. No te limites por ello, simplemente imagínate que te estás duchando y le pides a los ángeles que te limpien y purifiquen.

2. BUSCA EL LUGAR APROPIADO. En tu casa debes tener un lugar, aunque sea muy pequeñito, que lo dediques a tu meditación. Será tu rinconcito de luz. Lo limpias muy bien y le pides a los ángeles que mantengan ese lugar consagrado a Dios. Puedes poner plantas o flores, pero que sean naturales. El plástico no tiene la vibración de una planta viva y por lo tanto no atrae a los ángeles. Este lugar se irá llenando de la sustancia etérica de tus pensamientos y sentimientos y así irás creando, en el mundo invisible, un camino de fácil acceso a la esfera de tu alma. Notarás, a medida que pase el tiempo, que cuando meditas en ese lugar, se te hace más fácil acceder a tu mundo interno. En los hogares, estos lugares se convierten en una bendición para sus habitantes.

3. RESPIRA COMODAMENTE. Antes de empezar tu meditación, observa tu respiración. No le quieras imponer un ritmo específico, simplemente respira cómodamente pero tratando que sea de una manera profunda y natural. Ten presente que la respiración, unida a ideas luminosas, aporta beneficios incalculables para la vida intelectual, emocional y física.

4. USA ROPA COMODA. Es muy difícil meditar cuando te aprieta la ropa, por lo tanto, suéltate todo lo que te aprieta. Es preferible utilizar tela de alguna fibra natural, como lo es el algodón, el lino o la seda. Estas recomendaciones son, simplemente, para ayudarte a que la meditación sea más fácil pero de ninguna manera son imprescindibles. Puedes meditar con cualquier tipo de ropa. Son muchos los que prefieren meditar vestidos de blanco. Es cuestión de preferencias.

5.UBICATE EN UNA POSICION ADECUADA. No te acuestes porque te vas a quedar dormido. La mejor posición es sentado cómodamente en una silla con la espalda derecha y la cabeza con el mentón ligeramente inclinado hacia adelante. Si puedes sentarte en el piso sobre un cojín, con las piernas cruzadas, en la posición de loto o medio loto, es muy recomendable, pero para la mayoría de nosotros resulta muy incómodo. No se puede meditar si estás incómodo, si te duele una rodilla o se te durmió la pierna. Por lo tanto, la clave aquí es la comodidad, de manera que tu cuerpo físico no te moleste durante la meditación.

6. NO COMAS ANTES DE MEDITAR. Es más difícil meditar cuando estás haciendo digestión; por lo tanto trata de meditar antes de comer. Y muy importante, no medites cuando has ingerido alcohol. Es muy dañino y peligroso.

7. USA SOLO PERFUMES SUAVES Y NATURALES. Si te gusta perfumarte, puedes usar aceites esenciales, ya sean de rosas, eucalipto, o cualquier otro aroma suave, pero ten cuidado con los perfumes muy fuertes porque pueden estimular los centros inferiores y producir resultados distintos a los que estás buscando.

8. MEDITA PREFERIBLEMENTE EN LA MAÑANA, antes de la salida del sol. Para los madrugadores, el beneficio es muy grande. A esa hora la atmósfera está menos cargada de corrientes de pensamientos y el prana es más abundante. El mediodía también es muy bueno, pero se puede meditar a cualquier hora aunque es mejor meditar de día que de noche.

9. ANTES DE MEDITAR NO TENGAS RELACIONES SEXUALES. Permite que pasen por lo menos seis a ocho horas. Tu cuerpo no está en condiciones de desgastar más energía y como la meditación te exige una energía que no tienes disponible, puede ocasionarte trastornos.



CUATRO CLAVES



I - VIGILA TU INTENCION

La intención es como la energía que se le da a una flecha cuando es lanzada al espacio. Ella contiene el deseo y la decisión y algo que va a determinar el éxito, la dirección. Esto es muy importante en la meditación porque si verdaderamente quieres meditar, que es hacer contacto con tu alma, y le das una dirección egoísta a la energía que pones en ello, nunca vas a llegar a tener un éxito completo. El alma es la fuente de todo amor, en ella no hay una pizca de egoísmo. El servicio, el darse en bien de los demás, es su instinto, así como el deseo de autosatisfacerse es el instinto de la personalidad. Por lo tanto, cuando vamos en pos del contacto con el alma, tenemos que tener una intención que no contenga elementos de egoísmo para que nos impulse en la dirección correcta.

Si quieres meditar para sentirte bien, de seguro que al hacerlo lo vas a lograr, te relajarás, ganarás fuerzas y hasta gozarás de buena salud, pero no habrás hecho un verdadero contacto con tu alma que es la que guarda los más grandes tesoros para ti. Querer sentirse bien es bueno y hasta un deseo genuino, pero no es la correcta intención que debes tener al meditar porque contiene un poquito de egoísmo. Pero si tu intención es servir a la humanidad, ayudar al planeta, hacer algo para que el Plan de Dios se establezca en el mundo, entonces la dirección que toma tu energía, al no contener nada de egoísmo, es la correcta y te va a permitir un contacto con tu alma mucho más directo y en menos tiempo.

Si tienes presente que eres parte de ese gran todo que llamamos humanidad, puedes introducir en tus actividades el sentido de que cada cosa que mejoras en ti, mejora a la humanidad. Este pensamiento te ayuda a lograr la correcta intención que es la energía dinámica que te impulsa a lograr la meta trazada.

Hay un sabio tibetano que definió el pecado como pérdida de tiempo en el proceso de evolución. Con la correcta intención ganamos tiempo...

Esta es una clave muy importante, no la subestimes, aquí radica gran parte del éxito de la meditación. Entonces, lo primero a tener en cuenta es la correcta intención. Antes de empezar a meditar puedes decir la siguiente plegaria:



Amado Padre Celestial, quiero servirte a través de mi meditación.

Que mis energías sirvan para aumentar la luz en el mundo.

Que mi amor vaya a aliviar los corazones necesitados.

Que todo lo que pueda lograr como fruto de esa meditación sea para tu Gloria.

Puedes usar cualquier otra oración que contenga la idea del servicio. Hasta un pensamiento bastará si se hace con profundo sentido. Existe un mantram que es muy poderoso porque contiene una fuerte intención hacia lo divino y es utilizado por los discípulos que sirven intensamente el Plan.



En el Centro de la Voluntad de Dios permanecemos.

Nada ni nadie, ni siquiera nosotros mismos, podrá jamás apartar

nuestra voluntad de la suya.

Complementamos esa voluntad con el amor.

Nosotros, el triángulo divino, por amor a nuestros hermanos,

en el cuadrado servimos.



El triángulo representa al alma, tu parte divina y el cuadrado a tu personalidad. Esta afirmación dice que te comprometes a trabajar como alma en el mundo de los hombres. Es muy probable que no signifique mucho para ti en un principio pero, a medida que avances en tu meditación, verás como asumirá un significado muy grande y se convertirá en una corriente de energía que te conducirá al lugar ... donde la voluntad de Dios es conocida.



II - MEDITA EN GRUPO

Esta es otra de las grandes claves para la meditación. Fíjate lo que sucede. La conciencia que tiene el alma es una conciencia grupal con capacidad de acceder al todo del cual es parte, y la conciencia de la personalidad es una conciencia individual, que no va más allá de la persona. Este es el motivo del porqué a mucha gente se le hace tan difícil meditar. No quieren dejar de lado su conciencia de individuo y con ella quieren hacer contacto con su alma que no tiene ese tipo de conciencia. Es una contradicción. Es como querer nadar en contra de la corriente. Uno se cansa mucho. Cuando meditas solamente pensando en ti y en el beneficio que vas a obtener, estás tomando un camino muy largo y con muchos ramales. En cualquiera de ellos te puedes perder. Puedes entrar al mundo del astralismo, ese mundo emocional de espejismo y distorsión, en donde están todas las imágenes creadas por la emoción humana, como las imágenes que ves en el cine. El problema radica que en el cine tú sabes que lo que ves es una mera proyección, una película, pero cuando éstas imágenes aparecen en tu mundo interno, producto del contacto con el plano astral o emocional, te confundes y crees que son reales y son también, al igual que en el cine, meras proyecciones. También te puedes perder en las mil y una veredas del plano mental de la humanidad y sus elucubraciones, que te hacen creer dueño y señor de la verdad. Si te introduces en esos caminos tortuosos no quiere decir que te condenas, simplemente pierdes mucho tiempo, mientras tu alma espera por ti. La meditación grupal es como una inmensa avenida de luz que te conduce directamente al reino del alma, más allá de la emoción, más allá de la mente.

Es muy importante que distingas la meditación grupal del hecho de juntarte con tus amigos a meditar. En la meditación grupal comienzas a tomar conciencia de que tus compañeros y tú son una misma cosa, son la Humanidad, y te fundes con ellos, sin distancias ni diferencias. Meditación grupal es disolver las fronteras de piel, de sentimiento y de pensamientos que nos separan de nuestros compañeros para formar un organismo nuevo, producto de la unión de todos. Es perder, por un momento, la conciencia de separación para disolvernos en la gran fraternidad humana.

La personalidad suele estar temerosa de la conciencia grupal porque cree que, en ella, puede perderse. Había una vez una gotica de agua que se encontraba temblorosa, frente al mar, porque tenía miedo de perderse en el gran océano y sabía que si se quedaba fuera, el viento la iba a secar. Temerosa se lanzó y cuál sería su sorpresa al comprobar que ella era el mar. Esto mismo le sucede al individuo que teme perderse en la conciencia grupal; cuando por fin decide lanzarse a esta gran aventura interna, se expande tanto, tanto y tanto, que se da cuenta que en vez de perderse, lo que hace es crecer.

Cuando medites en tu casa, en la soledad de tu lugar preferido, únete mentalmente a tus compañeros de manera que le des a tu meditación la dimensión grupal que tanto ayuda a acceder a la conciencia de tu alma. Puedes elegir a un amigo especial, a todo un grupo, a todos los discípulos de los diferentes Maestros, a toda la humanidad. Como prefieras.



III - HAZ UN VACIO

La forma más efectiva de meditar y hacer contacto con el alma es haciendo un vacío. Soltando, con cada exhalación, todo aquello que nos preocupa, que nos limita, que nos aprisiona, que de alguna forma nos mantiene atados al diario vivir. Es soltar todos los apegos, tanto los malos como los buenos. Es quedarnos simplemente en contacto con la vida, sin pensamientos, emociones o acciones.

Un vacío es un espacio neutro. En nuestra mente, el intervalo entre dos pensamientos es la zona neutra que permite la entrada de ideas superiores que no están condicionadas por el pensamiento de todos los días. Porque si estás repitiendo pensamientos, los nuevos no caben, no llegan. Por lo tanto, sólo en los espacios vacíos de la mente, en los intervalos, es que se produce lo que se conoce por inspiración.

El vacío, el espacio neutro, se produce en nuestra vida diaria cuando nos mantenemos en el medio de dos polaridades sin tomar partido cuando, siendo capaces de ver lo bueno y lo malo de ambas partes, nos situamos en el medio, sin defensa ni ofensa, sin juicio de ningún tipo. Inmediatamente se produce una energía que tiende a la armonía porque estás equilibrando los platillos de la balanza. Y lo mágico es que surge el amor como algo natural, porque el amor es la sustancia de los espacios neutros.

El punto culminante en la meditación se produce cuando en ella alcanzamos el vacío. Porque entramos en una zona neutra de la conciencia que nos permite el contacto con nuestra dimensión divina. Es como unir el cielo y la tierra. Porque en las profundidades de la materia, en sus espacios neutros, está la fuerza del Espíritu. Cuando alcanzamos un estado de profundo vacío, hacemos contacto directo con la divinidad desparramada por toda la creación y producimos redención en nuestra materia y en todo lo que nos rodea. Te recuerdo que redimir es imponer una vibración superior sobre otra inferior. De esta manera, estamos cambiando la cualidad de la materia, la estamos sutilizando.

Si en tu meditación, después de soltar tus apegos, expandirte y dejarte fluir libremente, visualizas un vórtice de energía que gira vertiginosamente y te metes en él y giras con él, puedes llegar al vacío más fácilmente. Acuérdate que siempre hay una gran diferencia entre visualizar y encarnar. Para llegar al vacío, tienes que convertirte en ese vórtice de energía, tienes que encarnarlo, sentirlo, vivirlo. De todas maneras, el hecho de visualizarlo es un primer paso, te ayuda a llegar al segundo paso, que es el verdadero.



IV - INVOCA A LOS ANGELES

Los ángeles son la sustancia misma de la energía. Ellos, en su infinito movimiento, van substanciando los éteres, dándole forma al pensamiento de los hombres. Toda creación requiere de la participación, tanto de los hombres como de los ángeles. Podemos decir que son nuestra contraparte. Se dice que el hombre piensa y el ángel construye. El ángel evoluciona amando para llegar a pensar. El hombre evoluciona pensando para llegar a amar. El reino angélico, en relación con el reino humano, es femenino, y el reino humano en relación con el reino angélico es masculino.

Los ángeles siempre están presentes en nuestra meditación, por eso es muy importante que trabajes conscientemente con ellos. Los puedes invocar para que te acompañen. Al ángel se le atrae con el amor y con la belleza. Unas flores naturales, un aroma sutil, una música que eleve la vibración, son elementos que permiten el acercamiento a los ángeles.

Es importante que notes la diferencia entre los elementales y los ángeles. Los elementales son los espíritus de la naturaleza, aquellas unidades de vida que son la energía detrás de todas las formas físicas. Ellos son grandes servidores de Dios; son la vida inteligente de la materia. Pero en la meditación, como lo que queremos es unirnos al alma, no invocamos a los elementales, sino a los ángeles que, habiendo salido de la etapa elemental, están en la línea evolutiva igual que nosotros. Ellos se dirigen hacia la gran Unidad y no hacia el mundo de la multiplicidad. Hay grandes ángeles, así como hay grandes hombres; hay ángeles Maestros, así como hay grandes Maestros.

Cuando el trabajo en la meditación se hace con la participación consciente de los ángeles, los resultados son siempre muy superiores. Se nos ha dicho que la nueva etapa humano-dévica (en Oriente a los ángeles se les llama Devas) difiere de las anteriores en la unión libre y voluntaria de los ángeles y los hombres, cuando ambos, con su aceptación mutua al trabajo, forman la ecuación perfecta. De esta manera pueden unirse tan profundamente que en el vórtice de energía no se puede distinguir donde empieza el ángel, dónde el hombre.

Los ángeles se están acercando a la humanidad. Este acercamiento está siendo presentido por todos. Vemos cómo hay un resurgir de la presencia angélica por todas partes. Encontramos libros, música, estatuas, pinturas, todo tipo de objetos inspirados en ellos. Si quieres en verdad profundizar sobre este tema, te recomiendo el tratado más completo que se ha escrito sobre los ángeles. Su autor es Vicente Beltram Anglada, quien escribió: Las Fuerzas Ocultas de la Naturaleza, La Estructuración Dévica de las formas, Los Angeles en la Vida Social Humana.

nuevopensamiento.com


jueves, 23 de agosto de 2012

SE ME ABRE EL CORAZON...

El peligros juego del autojucio negativo...

El peligroso juego del autojuicio negativo y la autocondena ...Una de las causas mayores de sufrimiento fisico y emocional.

Hasta que nos hagamos conscientes de la verdad en nosotros, sin escondernos o avergonzarnos de quien somos, seguirán eludiéndonos la libertad, la paz y la alegría interior.

Cada vez que juzgamos negativamente cualquier aspecto de nosotros mismos –nuestras cualidades mentales, nuestras actitudes emocionales o nuestra apariencia física inmediatamente todo el sistema del cuerpo-mente (que es esencialmente carga emocional positiva) se pone en «estado de alerta», porque le estamos diciendo que tiene algo errado o equivocado. Simultáneamente, todo el sistema empieza a buscar en su banco de datos –la memoria celular– algo del pasado que sintonice con lo que acaban de decirle que está equivocado en él, ya sean memorias de esta ida, o vieja información genética, a veces hasta incontables generaciones atrás.

Cuando el «barrido» encuentra esa información, ésta es «resucitada» y traída al presente en forma de evidencia de que es cierto que «hay algo errado en mí ».

La curación es un proceso natural automático, así que cuando esa vibración ocurre, se espera el apoyo del resto del sistema, especialmente de la mente racional, puesto que es ella la que habitualmente toma las decisiones. Sin embargo, en nuestra civilización, la mente no está preparada para tratar con memorias celulares o ancestrales, porque su programación no tiene información al respecto.

En síntesis, cada vez que te dices que hay algo equivocado en ti, estás creando la posibilidad de que la enfermedad o la infelicidad humana sea «resucitada» de los archivos atávicos.

Auto-juicio negativo: un lento suicidio
Lynn Grabhorn describe muy claramente estos procesos con estas palabras: «La auto-condenación, cualquiera sea su forma, es un lugar cómodo para estar cuando no queremos tomar ninguna responsabilidad sobre nuestra vida. Podríamos meditar, orar, cantar, utilizar cristales e incienso, hacer ejercicios especiales, utilizar afirmaciones proclamando nuestra divinidad por siempre; sin embargo, mientras nos juzguemos a nosotros mismos, el poder interno y la liberación serán nada más que palabras. No hay ninguna manifestación o deseo que se pueda llegar a cumplir mientras estés en estado de desaprobación de ti mismo. Ninguna abundancia, bienestar interno, ni buena salud, y muy poca alegría podrás esperar."

En sanacion y presencia,

- Luis Diaz -

Pgna Au / despertar de la conciencia

miércoles, 22 de agosto de 2012

Podemos crear el cielo en la tierra...

Podemos crear el cielo en la tierra, Si cada uno parte desde su corazón.


Nuestro miedo, la mejor arma contra nosotros. Su poder vive de nuestro consentimiento. El miedo a perder lo que tenemos ignorantes de las cosas maravillosas que nos estamos perdiendo por tener miedo.

Debemos de aprender a tomar consciencia de lo que realmente somos, CUERPO, ALMA y ESPIRITU, debemos tomar consciencia de que en realidad todos somos seres de LUZ, ETERNOS, DIVINOS y de AMOR INFINITO.

Pero recuerda que el camino del despertar es individual e intransferible, solo tu puedes hacerlo por ti, pero no puedes hacerlo por los demás, los demás no pueden hacerlo por ti. No tienes que esperar que nadie haga las cosas por ti y recuerda que debes respetar siempre el libre albedrío de los demás y los demás el tuyo.

Debemos de tener en cuenta que nuestro cerebro es tan solo una serie de reacciones químicas y eléctricas, un potente ordenador sin control. ¿Quién conduce ahora tu ordenador? Solo hay un órgano que puede controlarlo y que es la morada de la más pura esencia que hay en ti, TU CORAZÓN.

Pero es imprescindible que tu corazón, tu esencia, esté totalmente libre de miedo y de odio. Es imprescindible hacer ante todo un trabajo interno de limpieza, erradicando todo el miedo y el odio de tu corazón. Practica el sano ejercicio del perdón por más que veas que se han hecho cosas horribles, APRENDE A PERDONARTE Y A PERDONAR.

Sintiéndote como un niño que ha hecho una travesura, vas a decir desde la humildad de tu corazón:

1.- Lo siento, por lo que he hecho.

2.- Perdóname, por mi pensamiento erróneo.

3.- Gracias, siempre y ante todo la ley de la gratitud.

4.- Amo, la situación por adversa que esta sea.

lunes, 20 de agosto de 2012

A R B O L E S !!!

Cuando caminamos entre los árboles en un parque o un bosque, podemos llegar a sentir la energía que desprenden. Los celtas creían que cada árbol poseía un espíritu sabio y que sus rostros podían verse en la corteza de sus troncos y sus voces escucharse en el sonido de las hojas moviéndose con el viento.

Los árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la naturaleza, nos dan herramientas para sanarnos, relajarnos, fortalecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la madre Tierra.

Existen cada vez más personas que han comprobado los beneficios de abrazar los árboles. Al revés que con las personas que al abrazarlas podemos notar pérdidas de energía debido a factores emocionales, con un árbol siempre notaremos que nos carga, nunca que nos descarga.

No olvidemos que todo ser vivo es energía, y al igual que nosotros, los árboles tienen la suya propia, muchas veces entramos en sintonía y sentimos como fluye expresando nuestra sensación de bienestar, tranquilidad, serenidad, etc. Desde aquí queremos compartir la energía que te aporta cada árbol en concreto, porque cada uno tiene una característica, determinada por su especie, velocidad de crecimiento, entorno.


¿CÓMO CAPTAR LA ENERGÍA DE LOS ÁRBOLES?
La energía que emanan los árboles, al igual que la nuestra, es invisible al ojo físico, es lo que llamamos el aura, muy perceptible sensitivamente.

El árbol al igual que las personas está emitiendo vibraciones energéticas constantemente y son perfectamente asimilables por el ser humano, se pueden absorber y podemos beneficiarnos de sus efectos.

Existen dos formas fundamentales de captarla:

- A TRAVÉS DE LA EMANACIÓN ÁURICA DEL ÁRBOL

Su extensión es más o menos grande según las características de cada árbol y su situación ambiental. Bastará penetrar en su radio de acción. Este tipo de energía se absorbe con el simple hecho de pasear por un bosque, conscientemente podemos aumentar su captación regulando nuestra respiración a un ritmo tranquilo y algo profundo.

En la práctica, esto lo podemos hacer:

1.- Camina entre los árboles y escoge alguno que te llame la atención.

2.- Acércate a él, obsérvalo y capta su energía, no trates de analizarlo mentalmente o de establecer un vínculo emocional. Sólo nota su tono vibratorio.

3.- Tócalo al mismo tiempo que cierras los ojos, con tu mano izquierda. Reconoce su fuerza y su influencia en el entorno. Observa si es un árbol solitario o un pastor de árboles que tiene influencia sobre el colectivo. Capta si su energía es curativa, o si es protectora y amorosa, o si es sabia, o si es imponente en todo ese territorio o de cualquier otro tipo. Acepta esa energía sin más y pregúntate si deseas recargarte a ti mismo con esa fuerza.

4.- Establece contacto con la energía del árbol mediante tu corazón energético. Vacía tu ruido interno, fluye en el amor y escucha al árbol. Capta su espíritu. Preséntate con tu nombre y entra en un espacio donde la comunicación es energética y no sonora. Puedes pedir consejo sobre cualquier situación que necesites, cargarte de energía, relajarte o aceptar su sabiduría.

5.- Escucha la en tu corazón, da las gracias, levántate y despídete poniendo tu mano derecha sobre su tronco.


- EN CONTACTO DIRECTO CON EL ÁRBOL
Utilizando las manos:
A través de ellas podemos realizar una captación más consciente, son una zona muy sensible a la emisión y captación vibratoria ya que en la palma existen varios puntos de entrada y salida de energía. La posición más conveniente es la de seguir las grietas o fisuras de la corteza en el sentido que las presenta el árbol.

Utilizando la espalda:
La parte central de la espalda, recorriendo la columna vertebral, se encuentra el canal energético principal del cuerpo. Apoyando esta zona en el tronco del árbol absorberemos la energía que emana.

Desde la antigüedad ya se sabe que cada árbol alberga un espíritu que le confiere una fuerza determinada, una energía que le da un poder genuino y exclusivo, según a la clase que pertenezca.

En ocasiones podemos buscar la fuerza del árbol para mitigar el dolor de una enfermedad, para superar las preocupaciones o simplemente para conseguir alcanzar nuestro propio equilibrio. Este intercambio energético no afecta negativamente al árbol, ya que este las transmite a la Madre Tierra y esta las transmuta completamente.

En las técnicas orientales, como el chi-kung, hay una postura que se llama “abrazar el árbol”. Esta posición estática alinea todos los huesos del modo más eficaz posible.

Buddha se iluminó bajo una higuera. Jesús estuvo en el monte de los olivos. A los cátaros les gustaban las acacias. Los Druidas preferían la fuerza masculina del roble para usar su sabiduría. Los jóvenes enamorados buscaban el tilo para confiar sus intimidades amorosas porque representaba el vigor de Venus. De cualquier modo existen diferentes clases de árboles y es un ejercicio interesante conocer las diferentes energías que fluyen a través de ellos. Una buena forma de hacerlo es abrazándolos al mismo tiempo que nos hacemos uno con él.


CUALIDADES ENERGÉTICAS DE ALGUNOS DE NUESTROS ÁRBOLES:
La Encina y el alcornoque
La encina y el alcornoque son primos hermanos de la misma especie, son los árboles de la potencia, su aspecto firme y algo áspero nos muestran un carácter firme y seguro.

Son árboles robustos, fuertes y protectores con grandes cualidades energéticas. Buenos amigos a los que acudir cuando se está en baja forma física o en situaciones de bajo estado de ánimo, ansiedad o inseguridad ya que su energía nos ayuda a transformarlos en actitudes más positivas y seguras.

Por ello te proponemos que te acerque a un buen ejemplar, lo abarques con tus brazos, te fundas con él y luego te relajes sentado a sus pies y dejes fluir su fuerza.

El olivo
La energía del olivo es altamente beneficiosa. Al acercarse a un buen ejemplar notarás una sensación de paz y serenidad. El olivo es sabio, viejo y amigable y brinda al que se le acerca un apoyo incondicional.

Al sentarnos y recostarnos en su tronco su contenido energético ira traspasándose lentamente a su cuerpo, este incide en 6 de los centros vitales más importantes que posee el ser humano, estos centros son los principales reguladores y alimentadores de toda nuestra estructura energética, pero donde posiblemente notará más su efecto es en el 4º de ellos, situado a la altura del pecho, sintiendo la necesidad de respirar profundamente y proporcionándole una sensación de bienestar.

El olivo alimenta los circuitos mentales, permitiendo que estos se equilibren y recuperen un ritmo natural.





S O L T A R !!!

Soltar

Sentimos tristeza cuando nos agarramos o nos resistimos a las situaciones. Olvidamos que estas situaciones son externas a nosotros. Todo lo que necesitamos es soltar. Cuando lo consigamos, seremos felices, nos sentiremos en paz y volveremos a sonreír. ¡Cuántas veces hemos mirado atrás en relación con un problema ya vivido y ha sido entonces cuando nos hemos preguntado para qué tantas complicaciones!

El arte de vivir de dentro hacia fuera no sólo nos permite soltar cuanto existe fuera de nosotros, sino que nos da la fuerza necesaria para evitar que nos atrape.

Cuando nos soltemos de las cosas externas a nosotros y lleguemos a ser libres, empezaremos a sentirnos en un estado de estabilidad, llenos con una felicidad que independientemente de lo que suceda, ya no la perderemos.

La felicidad tiene los poderes de la paz y del amor fusionados en sí misma. Cuando hay paz y amor, sentimos que somos el rey. Nos respetamos a nosotros mismos y nos sentimos muy fuertes, no como alguien inestable y que fácilmente se entristece.

Necesitamos prestar atención a la calidad de pensamientos que permitimos que vengan a nuestra mente. Los pensamientos deben ser puros, elevados y determinados. Entonces experimentaremos paz en la mente.

Preguntémosle a nuestro corazón: ¿Tengo pensamientos puros y positivos hacia todo el mundo, incluyéndome a mí mismo? ¿Prestamos atención a esto y le damos prioridad en nuestro paso por la vida? Este tipo de sentimientos crean una energía que automáticamente fluye hacia el exterior y nos protege de las influencias negativas.

domingo, 19 de agosto de 2012

VIVIENDO EL AHORA !!!

HIJOS DE LA MADRE TIERRA !!!

Habla simplemente cuando sea necesario !!

Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir, antes de abrir la boca. Se breve y preciso, ya que cada vez que dejes salir una palabra, dejas salir al mismo tiempo una parte de tu chi (energía). De esta manera aprenderás a desarrollar el arte de hablar sin perder energía.

Nunca hagas promesas que no puedas cumplir. No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas, porque se producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de chi.

Si no tienes nada bueno, verdadero y útil que decir, es mejor quedarse callado y no decir nada. Aprende a ser como un espejo. Escucha y refleja la energía. El Universo mismo es el mejor ejemplo de un espejo que la naturaleza nos ha dado, porque el Universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones, y nos envía de vuelta el reflejo de nuestra propia energía bajo la forma de las diferentes circunstancias que se representan en nuestra vida.

Si te identificas con el éxito tendrás éxito. Si te identificas con el fracaso, tendrás fracaso. Así podemos observar que las circunstancias que vivimos son simplemente manifestaciones externas del contenido de nuestra habladuría interna. Aprende a ser como el Universo, escuchando y reflejando la energía sin emociones densas y sin prejuicios, porque siendo como un espejo sin emociones, aprendemos a hablar de otra manera, con el poder mental tranquilo y en silencio, sin darle oportunidad de imponerse con sus opiniones personales y evitando que tenga reacciones emocionales excesivas, simplemente permitiendo una comunicación sincera y fluída.

No te des mucha importancia y sé humilde, pues cuanto más te muestres superior, inteligente y prepotente, más te vuelves prisionero de tu propia imagen y vives en un mundo de tensión e ilusiones.

Sé discreto, preserva tu vida íntima, de esta manera te liberas de las opiniones de los otros y llevarás una vida tranquila volviéndote invisible, misterioso, indefinible, insondable como el TAO.

No compitas con los demás, vuélvete como la tierra que nos nutre, que nos da lo que necesitamos. Ayuda a los otros a percibir sus cualidades, a percibir sus virtudes, a brillar. El espíritu competitivo hace que crezca el ego y crea conflictos inevitablemente. Ten confianza en ti mismo, preserva tu paz interna evitando entrar en la provocación y en las trampas de los otros.

No te comprometas fácilmente. Si actúas de manera precipitada sin tomar consciencia profunda de la situación, te vas a crear complicaciones. La gente no tiene confianza en aquellos que muy fácilmente dicen "si", porque saben que ese "si" no es sólido y le falta valor. Toma un momento de silencio interno para considerar todo lo que se presenta y toma tu decisión después. Así desarrollarás la confianza en ti mismo y la sabiduría.

Si realmente hay algo que no sabes o no tienes la respuesta a la pregunta que te han hecho, acéptalo. El hecho de no saber es muy incómodo para el ego, porque le gusta saber todo, siempre tener razón y siempre dar su opinión muy personal. En realidad el ago no sabe nada, simplemente hace creer que sabe.

Evita el hecho de juzgar y criticar, el TAO es imparcial y sin juicios, no critica a la gente, tiene una compasión infinita y no conoce la dualidad. Cada vez que juzgas a alguien, lo único que haces es expresar tu opinión muy personal y es una pérdida de energía, es puro ruido. Juzgar es una manera de esconder las propias debilidades. El sabio tolera todo y no dirá ni una palabra.

Recuerda que todo lo que te molesta de los otros es una proyección de todo lo que todavía no has resuelto en ti mismo. Deja que cada quién resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Ocúpate de ti mismo, no te defiendas. Cuando tratas de defenderte, en realidad estás dándole demasiada importancia a las palabras de los otros y le das más fuerza a su agresión. Si aceptas el no defenderte estás demostrando que las palabras de los demás no te afectan, que son simplemente opiniones y que no necesitas convencer a los otros para ser feliz.

Tu silencio interno te vuelve impasible. Haz regularmente un ayuno de la palabra para reeducar el ego, que tiene la costumbre de hablar todo el tiempo. Practica el arte de no hablar. Toma un día a la semana para abstenerte de hablar, o por lo menos unas horas en el día, según lo permita tu organización personal. Es un ejercicio excelente para conocer y aprender el universo ilimitado del TAO, en lugar de tratar de explicar con palabras lo que es el TAO.

Progresivamente desarrollarás el arte de hablar sin hablar y tu verdadera naturaleza interna reemplazará tu personalidad artificial, dejando aparecer la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría del silencio. Gracias a esta fuerza atraerás hacia ti todo lo que necesitas para realizarte y liberarte completamente. Pero hay que tener cuidado de que el ego no se inmiscuya. El poder permanece cuando el ego se queda tranquilo y en silencio. Si tu ego se impone y abusa de este poder, el mismo poder se convertirá en un veneno y todo tu ser se envenenará rápidamente, perdiendo la paz.

Quédate en silencio, cultiva tu propio ser interno. Respeta la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo. No trates de forzar, manipular y controlar a los otros. Conviértete en tu propio maestro y deja a los demás ser lo que son, o lo que tienen la capacidad de ser. Dicho en otras palabras, vive siguiendo la vida sagrada del TAO.
Actos de Amor

BENDICIONES Y MALDICIONES

Bendiciones y Maldiciones
Abriendo la puerta de los milagros – 19 de agosto de 2012 – por Karen Berg

La lectura de la Biblia para esta semana discute las bendiciones y las maldiciones. Pero ¿de qué se trata esto? ¿Qué significa realmente estar bendecido o maldito?

El secreto que aprendemos esta semana es que el concepto de bendiciones y maldiciones realmente se refiere al impacto que tienen estas en la conciencia de la persona que es bendecida o maldita. En esencia, cuando somos bendecidos, tenemos la habilidad de ir más allá del momento presente y ver a dónde nos llevará el camino. Nos sentimos conectados a un propósito más elevado para nuestro ser y entendemos las dificultades que necesitamos atravesar y por qué necesitamos atravesarlas.

Sin embargo, la mayoría de las veces caemos en la ilusión de que ser bendecidos significa obtener lo que queremos o tener lo mejor de los frutos de este mundo. A pesar de esto, las personas pueden tener mucho dinero y cosas materiales y seguir siendo infelices. De hecho, algunas veces una abundancia de riqueza material puede ser una maldición para las personas. Ellos están siempre preocupados en cómo mantenerlo, quién puede estar detrás de ellos por tenerlo, y si será suficiente para ellos y sus futuras generaciones. Por otra parte, hay personas que no tienen muchas posesiones materiales, y parecen llevar una vida bendecida.

Estamos malditos cuando no nos damos cuenta que todo lo que ocurre en nuestras vidas es para llevarnos a un nivel espiritual más elevado, cuando no nos damos cuenta de que existe algo más allá de nosotros. Estar maldito significa que de alguna forma somos estrechos de mente, y nuestra visión limitada nos impide conectar y vivir dentro del contexto de una película mayor.

Vamos a observar cómo este concepto opera en nuestras vidas. Podríamos encontrarnos en situaciones en las que sintamos envidia o celos hacia otra persona. Pero de lo que no nos damos cuenta es que cada vez que vemos a alguien y preguntamos: “¿por qué ellos tienen y yo no?” perdemos porque cualquier tipo de envidia o celos que estemos escondiendo está de hecho robando nuestra energía, nuestra Luz. Es, en efecto, nuestra propia envidia o celos lo que causa que la carencia permanezca en nuestra conciencia.

El concepto es simple, pero profundo si realmente tomamos el tiempo para pensar en ello. El castigo por nuestra ira es ira. El castigo por nuestros celos son celos. El castigo por nuestra envidia es envidia. En otras palabras, la maldición es nuestra conciencia limitada que evita que veamos que la situación negativa en la que nos encontramos puede ayudarnos a crecer en un nivel espiritual.

Si realmente entendemos este concepto, recordémoslo, y traigámoslo a nuestras vidas, entonces empezaremos a tener otra forma de ver la vida. Cuando arrojamos una pelota contra una pared, sabemos con certeza que regresará por el rebote. Cuando “arrojamos una pelota” de cuidado hacia alguien más o de estar ahí para alguien más cuando no queremos, necesitamos saber que la pelota regresará a nosotros. La bendición es la habilidad de saber con absoluta certeza que todo lo positivo que coloquemos en la vida de alguien más traerá cosas positivas a la nuestra, mientras que cualquier cosa negativa que coloquemos en la vida de alguien más, traerá negatividad a la nuestra.

Esta semana, tenemos la oportunidad de conectar con la conciencia de las bendiciones. Tenemos la habilidad de recordar en la rapidez y en la rutina de nuestro diario vivir que todo a nuestro alrededor (las personas, las situaciones, los desafíos) están ahí para ayudarnos a crecer como individuos y para darnos cuenta de nuestro verdadero potencial.

Si te gustó por favor compártelo con un amigo.

sábado, 18 de agosto de 2012

OSHO..... CONDICIONAMIENTOS

LA FUERZA ANGELICA DEL UNIVERSO !!

Hace mucho tiempo perdimos la conexión con nuestro interior, con ello la de nuestros Guías Internos, "La Fuerza Angélica del Universo".

Ellos nos dan la Alquimia para el cambio, que es la nueva información, nos guían por el camino de la Libertad, del Fluir, aunque para la percepción humana no sea lo mejor, siempre nos guían para y por lo mejor.

Es imprescindible volver a la reconexion de nuestros guías Internos para poder lograr el cambio humano y salto cuántico.

De ahí que esta Era (Acuario), es que cada uno sera SU PROPIO MAESTRO, con el equilibrio de escuchar y escucharse.

La Era de Acuario es Viento, comunicador, tiene estrecha relación con los Guías internos que son los "COMUNICADORES" del Dios Padre Madre Creador, de nuestra misión y experimentación.

¿Como me conecto con mi Guía?

Volviendo hacia dentro, y volcando lo sentido hacia afuera, que hoy en día es al revés, lo de afuera influye lo de adentro y genera un bloqueo de intercomunicación e interpretación. De allí la famosa "Torre de Bael" , que por mas que hablaban el mismo idioma no se entendían, por que se puede hablar diferentes idiomas e interpretar lo mismo, sin perder individualidad y unicidad.

La intercomunicación e interpretación te da el don de Escucharte y escuchar a TODO, a la Naturaleza, a tu cuerpo, a tu mente, a tus Guías, y limpiar cualquier texto externo de algún propósito desequilibrado y solo tomar lo que te sirve sin perderte.

Otra de las formas de re conectarse es en el silencio: En el día tomate un tiempo para hacer las cosas en silencio, se creativ@ allí ellos aparecen para darte una mano. Cuando estas en un desafió llámalos, usa tu libre albedrío para abrir las puertas de la comunicación. Diles que te den Claridad es automático.

La Meditación: es otra forma bella, donde estas en el medio de la inconsciencia y conciencia, percibiendo lo interno y externo, allí pide que se te sea instruido, y que la comunicación sea re conectada, visualiza como activas el SEND para llamar a tus guías. (Me acaban de dar esa imagen ;) :*)

Paciencia, tolerancia y constancia darán el brillo a tu comunicación de la Energía Angélica, siempre pide de alta Vibración.

El involucrarse con algún Arte da la integración donde tus Guías te darán mucho para hacer, a través de una pintura, danza, escrito, dibujo, manualidad, etc. Ellos siempre dan ideas y ayudan al SERVICIO, no al egoísmo.

Involúcralos en todo lo que haces, hasta el sexo mismo para que te ayuden a entenderte y entenderlo, hasta la clarificación de lo que haces a conciencia.

Si te dan guía acéptala y ponla en practica, el ser correspondiente no significa estar sometido, el sometimiento no es algo Angélico.

Los Guías te hacen las Sincronías (Ley de los milagros) de todo tu camino, Ellos saben de lo Humano y lo Multidimencional, por lo tanto saben todo de ti, y saben todo lo que hay que hacer, aunque en tus próximos 5min este todo perdido, es allí donde aparece la solución. Los Ángeles son los Científicos de los Milagros, que nos recuerdan y enseñan como se hacen.

Muchos canalizan a sus Guías desde que nacen, otros inconscientemente hasta que lo hacen consciente, otros recién están incursionando en este tema que en algún día, sera común y normal a todos.

Hasta tal vez se integre en la educación en la escuela ;)
POR ALEJO PALLARES….

ANTES DE ORAR !!!

Antes de Orar.PERDONA

Antes de Hablar.ESCUCHA

Antes de Escribir.PIENSA

Antes de Gastar.GANA

Antes de Criticar.ESPERA

Antes de Rendirte.PRUEBA

Tus palabras, tus sueños, y tus pensamientos tienen el poder de crear condiciones en tu vida.

De lo que hables, lo obtendrás.

Si sigues diciendo que no soportas tu trabajo, puedes perderlo.

Si sigues diciendo que no soportas tu cuerpo, tu cuerpo puede enfermarse.

Si sigues diciendo que no aguantas tu carro, tu carro puede ser robado o descomponerse.

Si sigues diciendo que estás quebrado, sabes qué? Siempre estarás quebrado.

Si sigues diciendo que no puedes confiar en hombres o mujeres, siempre encontrarás alguien en tu vida que te lastimará o te traicionará.

Si sigues diciendo que no encuentras trabajo, seguirás desempleado.

Si sigues diciendo que no puedes encontrar alguien a quien amar o crea en ti, tus pensamientos atraerán mas experiencias confirmando tus creencias.

Haz tus pensamientos y tus conversaciones más positivos y guárdalas con fe, esperanza, amor y acción.

*No tengas miedo de creer que puedes tener lo que tú quieres y mereces.*

Observa tus ‘Pensamientos,’ Se convertirán en palabras.

Observa tus ‘Palabras’, Se convertirán en acciones.

Observa tus ‘Acciones’, Se convertirán en hábitos.

Observa tus ‘Hábitos’, Se convertirán en carácter.

Observa tu ‘Carácter’, Se convertirá en tu ‘Destino’

Así.. Para prevenir cualquier obstáculo. ¡Consigue tu propio camino!

¡¡ Disfruta cada minuto de tu vida!!

Cuando el filósofo señala la luna, el tonto se fija en el dedo.

‘Si no te gusta lo que recibes, revisa muy bien lo que estás dando’.

‘Así como las olas brotan del mar y regresan al mar,

así nosotros venimos de Dios y regresamos a Dios’

‘Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad.’

‘QUE COSA EXTRAÑA ES EL HOMBRE, NACER NO PIDE, VIVIR NO SABE, y MORIR NO QUIERE’

EL MIEDO !!!

Cómo se puede dominar el miedo o eliminarlo del todo?



No es posible eliminar ni dominar el miedo; solamente se puede comprender. La palabra clave aquí es comprender. Solamente el comprender puede provocar una mutación. Si tratas de dominar tu miedo, este permanecerá agazapado en las profundidades de tu ser. No ayudará, sino que complicará las cosas.



Siempre que salga a la superficie, querrás reprimirlo, pues eso es lo que significa dominar. Y podrás reprimirlo tan profundamente que lo harás desaparecer de tu conciencia. Entonces, jamás serás consciente de él, aunque eso no quiere decir que no esté allá oculto en el sótano, ejerciendo su influencia. De esa forma, el miedo podrá manejarte y manipularte, pero tan sutilmente que no lo reconocerás por lo que es. Sin embargo, el peligro permanece oculto en el lugar más recóndito, donde es más difícil comprenderlo.



Por lo tanto, no trates de dominar ni eliminar el miedo. Es imposible eliminarlo puesto que contiene un tipo de energía, y la energía no se destruye. Has visto cuán grande puede ser la energía del miedo? Es como la de la ira. Los dos son dos aspectos del mismo fenómeno de energía. La ira es agresiva mientras que el miedo no lo es. El miedo es ira en un estado negativo; la ira es miedo en estado positivo. No has visto cuán grande es el poder de la ira cuando se apodera de ti? Podrías incluso lanzar una roca que normalmente ni siquiera podrías levantar. Adquieres un poder tres, cuatro veces mayor cuando la ira invade. Puedes hacer ciertas cosas que no podrías hacer en un estado normal.



Cuando tienes miedo, podrías correr a tanta velocidad que hasta un atleta olímpico te envidiaría. El miedo crea energía; el miedo es energía, y la energía no se destruye. No es posible eliminar ni siquiera un ápice de energía. Esto es algo que debes tener presente siempre, o de lo contrario podrías cometer un error. Nada se destruye, solo se transforma. No es posible destruir ni siquiera un pedrusco; no es posible destruir ni siquiera un átomo de arena. Solamente cambiar su forma. No se puede destruir ni una gota de agua; se puede convertir en hielo, o evaporar, pero siempre permanece. Permanece en alguna parte porque no puede dejar de existir.



Tampoco es posible destruir el miedo. La gente ha tratado de destruir el miedo desde tiempos inmemorables, como también ha tratado de destruir la ira, y la sexualidad, y la codicia, y esto y aquello. El mundo entero ha hecho esfuerzos continuamente para destruir las energías. Y cual ha sido el resultado? Que la humanidad este hecha un desastre. No se ha podido destruir nada, todo sigue aquí. Lo único es que todo es más confuso. No hay necesidad de destruir nada, porque, para comenzar, no es posible destruir cosa alguna.



Entonces que debe hacerse? Es preciso comprender el miedo. Que es el miedo? Cómo surge? De dónde viene? Cuál es su mensaje? Es preciso examinarlo, sin juzgar, para poder comprenderlo. Si ya tienes la impresión de que el miedo es una equivocación, de que no debería existir –“No debería sentir miedo”- no estarás en capacidad de observar. Entonces, como enfrentar el miedo? Como ver al miedo a los ojos si ya han decidido que es su enemigo? Nadie mira al enemigo a los ojos. Si lo consideras malo, tratarás de pasar lejos de él, de evitarlo, de dejarlo de lado. Trataras de no cruzarte en su camino. Sin embargo, eso de nada servirá porque no por evitarlo desaparecerá.



Lo primero es deshacerse de toda acusación, de toda valoración, de todo juicio.El miedo es una realidad a la cual hay que enfrentar y comprender, y es solo comprendiéndolo que se puede transformar. En efecto, se transforma a través de la comprensión. No es necesario hacer más; la comprensión lo transforma.



Qué es el miedo? Para empezar, el miedo siempre se asocia con algún deseo. Quieres convertirte en la persona más famosa del mundo; sentirás miedo. Qué pasará si no lo logras? El temor se apodera de tu ser. Así, el miedo es un subproducto del deseo.Alguien desea ser la persona más rica del mundo. Qué tal si no lo logra? Comienza a temblar y aparece el miedo. Un hombre desea poseer a una mujer y teme no poder aferrarse a ella en el futuro porque ella podría desear irse con otro. Ella está viva y bien puede irse. Solamente una mujer muerta estaría imposibilitada para irse, en cuyo caso el hombre poseería un cadáver y no tendría que temer porque estaría con él para siempre. Es posible poseer un mueble, porque ahí no hay miedo. El miedo se representa con el deseo de poseer a un ser humano. Quién sabe…ayer el hombre no poseía a la mujer, hoy la posee…quién sabe si mañana sea de alguien más. El miedo surge del deseo de poseer. Es el subproducto de ese deseo de poseer. Si no hay deseo de poseer, no hay miedo. Si no deseas ser esto o aquello en el futuro, no tendrás miedo. Si no deseas ir al cielo, el sacerdote no podrá infundirte miedo. Si no deseas ir a lugar alguno, nadie podrá infundirte miedo.



Si comienzas a vivir el momento, el miedo desaparecerá. El miedo viene a través del deseo. Básicamente, el deseo engendra el miedo.



Observa: Busca de dónde viene el miedo, cuál es el deseo que lo origina, y reconoce su inutilidad. Cómo podría alguien poseer a un hombre o a una mujer? Es una noción completamente estúpida. Solamente se pueden poseer las cosas, no las personas.

La persona es libertad. La persona es bella gracias a su libertad. El ave es bella cuando vuela en el cielo. Cuando se encierra en una jaula, deja de ser la misma. Parece un ave, pero no es la misma. Qué se hizo el cielo? Donde está el sol? Donde está el viento? Todos han desaparecido, y el ave no puede ser la misma.



Te enamoras de una mujer porque es libertad. Entonces, la pones en una jaula: acuden al tribunal y se casan, y le construyes una hermosa jaula de oro, tachonada de diamantes. Pero la mujer ya no es la misma. Entonces, sobreviene el miedo. Hay miedo porque quizás a la mujer no le agrade su jaula y anhele recuperar su libertad. La libertad es un valor irrenunciable.



El ser humano consta de libertad; la conciencia consta de libertad. Tarde o temprano, la mujer comenzará a sentirse aburrida y hastiada. Comenzará a buscar a alguien más. Entonces, el hombre sentirá miedo porque desea poseer. Pero por qué desea poseer en primer lugar? No seas posesivo y no sentirás temor. Y cuando dejes de sentir miedo, tendrás a tu disposición esa energía que ha estado acaparada y aprisionada en el miedo. Esa energía se convertirá en creatividad. Podrá convertirse en una danza, en una celebración.

Finalmente, por favor no preguntes cómo puedes dominar o destruir el miedo, porque no se puede dominar, ni eliminar, ni destruir. Solamente se puede comprender. Convierte la comprensión en tu única ley

REACTIVA TUS 7 CHACRAS

viernes, 17 de agosto de 2012

LAS EMOCIONES Y LAS CELULAS

EL VACIO !!!

EL MIEDO !!!!


EL MIEDO ES “EL GUARDIÁN DEL PORTAL” EN EL ASCENSO A LA MULTIDIMENSIONALIDAD.

María del Carmen Ortega Molina

Hoy trataré un tema que considero de crucial importancia en los tiempos que atravesamos. Está a la orden del día y aumenta, conforme la Tierra atraviesa el escenario de la tercera y cuarta dimensiones, basadas en la dualidad, para adentrase en la multidimensionalidad de la llamada 5ª dimensión.

Se trata del incremento del miedo en los habitantes del Planeta, o por lo menos, en los que quedan dentro del marco geográfico de la Civilización Occidental, gobernada actualmente a “golpe” de crisis en todos los ámbitos. El decidirme a escribir sobre él se debe a que últimamente han venido a mi “realidad” muchas personas que están lidiando con el miedo en diferentes grados. Estos “mensajeros” externos han hecho que me replantee la necesidad de hablar sobre el tema y, aunque mi experiencia fue atravesar un miedo extremo por lo paralizador que llegó a ser (tenía miedo del propio miedo) y no todas las personas tengan que pasar por eso, sí me capacita para trasmitir una luz de esperanza a aquellos que se encuentren debatiéndose en semejante estado de desasosiego. Recuerdo que en los momentos más agudos del miedo, cuando ya había tomado la determinación de atravesar aquel lamentable estado de conciencia, sólo me encontré una persona que me dijo: “Mari Carmen, no te molestes en explicar el miedo que sientes, no te van a entender”.
Con estas palabras y su presencia, yo sentí la energía empática de esa persona de elevada conciencia, que también había lidiado con el miedo en su camino, y eso fue tremendamente sanador para mí.

Para acceder a los espacios multidimensionales de la 5ª dimensión, es imprescindible transcender la dualidad en uno mismo. Transcender el programa de separación nos lleva a la Conciencia Crística del Amor Incondicional que todo lo abarca y todo lo integra. El miedo procede de la dualidad, de la conciencia de separación, del juicio y de la culpa, con la inconsciente demanda de castigo de esta última. Cuando una persona está realizando el camino hacia su interior, tarde o temprano se encuentra con la tremenda labor de integrar los opuestos dentro de sí misma. Se enfrenta con la tarea más difícil que pueda encontrar un ser encarnado en la Tierra, en vías de su Realización: Esta es una palabra mayor… no todas las personas tienen esa meta como prioridad en su vida, ni tampoco la voluntad necesaria para conseguirla.

Para que una persona se lance a realizar tamaña empresa, tiene que haber llegado a la convicción, por lo menos intelectualmente, de que no es una víctima de nada ni de nadie y sí un creador responsable de todo lo que hay creado en su vida y en todas sus circunstancias. Ello supone un cambio total de paradigma. De pensar que hay que cambiar el exterior, que las causas del sufrimiento vienen de fuera, del mundo externo, que la culpa la tienen los demás… a llegar a entender que el cambio real sólo puede hacerse dentro de uno mismo y que uno es el generador de todas sus condiciones vitales; es cambiar la programación mental como si diésemos la vuelta a una tortilla, ese es el primer paso para recuperar nuestro poder innato. El poder de cambiar y crear otra vida en consonancia con nuestro Ser Superior y por extensión de ello, aportar una diferencia positiva en la vida de las personas que nos rodean. De hecho, esta toma de conciencia del propio Poder, es requisito imprescindible para acceder a la 5ª dimensión, que no es dual.




Mientras se está atravesando la 4ª dimensión, todavía se piensa que el poder está fuera de uno. Así pues, en esa dimensión dual, se cree en la magia, rituales, gurúes, soluciones y remedios externos, religiones, crisis… etc. Se cede el poder personal a un sinfín de elementos externos. Por ello aquí subsiste la conciencia de víctima, con la falsa creencia de que la “salvación” o el “castigo” está fuera de uno, que alguien tiene que venir a salvarnos desde fuera o, en el peor de los casos, a castigarnos. Todo menos responsabilizarnos de nosotros mismos y de nuestra creación.


Cuando por fin una persona alcanza la conciencia de 5ª dimensión, sale de la ilusión de víctima, entiende que es un creador. Sabe que su “granito de arena” es muy importante en la ecuación total de liberación del Planeta. Comprende que no tiene que cambiar a nadie más, que al hacer su propio cambio interno, ya está realizando el gran trabajo que vino a hacer en esta dimensión:

SALVAR EL MUNDO DENTRO DE SÍ MISMO.

Si cambia su visión, su manera de percibir el mundo, si limpia su “viga en el ojo”…lo que sucede simultáneamente, es que cambia el mundo que ve; porque un observador con la conciencia amorosa de Cristo hace milagros con sólo mirar. La valentía y el tesón que se ha necesitado hasta llegar a este punto del proceso ascendente es resultado de una enorme labor interior con sus correspondientes modificaciones externas; la acción que sigue a esa toma de conciencia es necesaria para concretar en la dimensión física esos cambios interiores. No hay ascenso ni liberación sin cambio. Pretender encarnar la Luz del Espíritu permaneciendo en la inercia de lo viejo es una quimera... En esos momentos la persona se encuentra con un nuevo reto, del que creo yo, por la experiencia que me tocó vivir, que no existe mucha información al respecto. Por eso nuevamente me veo impulsada a escribir con la intención de que pueda servir de claridad a otras personas.

Al acceder a la conciencia de 5ª dimensión, uno se encuentra con la individualización de sentirse “hijo amado de Dios” o, lo que es lo mismo, siente un AMOR POR SÍ MISMO, como jamás había sentido ni recibido desde el mundo dual, que siempre ama a cambio de algo, de manera condicionada. Toma conciencia con mayor claridad de que todo lo que existe y ha existido en su vida, es una creación suya, aunque la haya creado desde la inconsciencia. Generalmente, en este punto de conciencia, nos encontramos envueltos por una creación externa asfixiante en muchos aspectos, que ya no refleja el Ser Soberano que, de manera inconfundible, hemos sentido que Somos con la iniciación de la 5ª Dimensión. Comprobamos que hemos llegado a esa creación como resultado de haber cedido nuestro poder a las expectativas de los que nos rodearon y a los “dramas de control” que “jugamos” con ellos, sin ser conscientes de eso. Sólo seguimos la inercia de lo que creíamos que debíamos hacer en su momento. No hay juicio en ello. Además, en esos momentos, aunque nos dijeran que estamos actuando desde programas erróneos, no nos lo creeríamos en absoluto. Por ello siempre “aparece el maestro cuando el alumno está preparado”: no antes.

Sigue la dinámica del Observador de la Física Cuántica. Lo importante es que nosotros ya no somos el mismo que dio lugar a esa vieja creación. Hemos sentido la Gran Iniciación del Amor (Bautismo), inundando con su Luz todo nuestro ADN lo que ha transformado nuestra materia desde su mismo centro medular. Esta nueva conciencia posibilita que veamos las cosas y, a nosotros mismos, desde otro prisma, con mayor claridad y profundidad. Además de sentir la mejor “herramienta” y la única con la que se puede acometer esta nueva empresa: MUCHO AMOR POR NOSOTROS MISMOS para descender a los espacios más tenebrosos de la psique y confrontar los viejos “dragones” interiores.



Ahora el nuevo enfoque irá encaminado a deshacer la vieja creación, atrapada físicamente en el cuerpo, en lo que se llama “memoria celular”. No se trata de escapar del mundo o evadirse de la vieja creación: se trata de traer esa Luz que corresponde a nuestro Ser Soberano, AQUÍ Y AHORA, encarnándolo y transmutando las viejas memorias, a la vez que transformamos de manera plástica sus correspondientes circuitos neurobioquímicos. Circuitos neurobioquímicos que están emitiendo una determinada energía desde nuestro campo, dando lugar a la atracción, o al mantenimiento, de las personas o de las condiciones dolorosas, o de vibración densa, que existen en nuestra vida. En este punto de inflexión, la persona sabe que es un creador y sabe que la creación que ha hecho externamente es un reflejo de su “Sombra”, o inconsciente. O, si queremos, también podemos llamarle “aspectos” dimensionales internos o memorias celulares coaguladas en la materia de su cuerpo físico.

Estos momentos resultan abrumadores. Generalmente la persona se pregunta: “¿Cómo puedo encontrarme en este estado tan confuso y temeroso después de haber hecho tanto trabajo interior?” Percibe de manera más clara su dualidad… pero ahora el trabajo consiste en zambullirse de lleno, con la Luz del Espíritu, en esa dualidad sin rechazar absolutamente nada. Esto parece sencillo, pero quien esté realizando este trabajo sabe lo difícil que resulta.

Permitir dentro de uno la lucha de los opuestos, además en forma de verdadera batalla energética interna, que se siente totalmente real, es como “descender a los infiernos”.
Sabemos, por esa lucidez que ahora nos acompaña, que tenemos la conciencia alterada por esas energías dimensionales que están emergiendo y batallando entre sí, dentro de nosotros; pero saber esto no nos exime del dolor emocional que experimentamos interiormente, sintiendo toda la carga energética que tuvieron desde el momento en que se formaron y quedaron atrapadas en nuestras carnes. Por ello, lidiar con esta contienda interior, al principio, es tan difícil… Gracias a la progresiva encarnación de la Luz, nos sentimos más capacitados para confrontar esa gran batalla de la dualidad dentro de nosotros. Bajo la Luz del Amor, que lo permite todo sin juicios, es, como podemos integrar tamaño enfrentamiento de energías. No olvidaremos tampoco que en todo este proceso la tendencia es a resistirnos: La resistencia es contracción y la contracción es…¡MIEDO!.

Miedo que puede llegar a paralizar a la persona, como me ocurrió a mí durante muchos años, sin entender, entonces, qué me estaba ocurriendo. En aquella época no encontré a nadie que pudiese darme algún tipo de luz al respecto, excepto la persona que he señalado al principio. A veces, al contrario, las interpretaciones externas de personas “intelectualmente espirituales”, fueron demoledoras y muy poco amorosas. Tampoco encontré lectura informativa sobre esto, con lo cual, y como fue norma en mi Camino, tuve que echar mano de mis desconocidos (aún por descubrir) recursos internos y con la guía amorosa del Espíritu, atravesar todos los miedos que, al emerger simultáneamente, me habían dejado incapacitada durante un largo tiempo. Ahora, después de tantos años en el Camino, miro hacia atrás y puedo ver con perspectiva qué es lo que me sucedió entonces y la razón de todo aquello. Cuando uno va adentrándose en la multidimensionalidad de su SER, tiene que integrar la totalidad de las memorias dimensionales que emergen conforme va descoagulándose la materia de su cuerpo físico, como resultado del proceso ascendente hacia vibraciones superiores.


…Memorias que se formaron a lo largo de muchas vidas pasadas y de muchos futuros probables puestos en marcha en ellas. En estas memorias se encuentra todo el bagaje experimentado durante el viaje del alma en la dimensión de la dualidad…Memorias que contienen toda la gama de contenidos positivos y negativos, pasados y futuros, probables o potenciales…Unas memorias que contienen absolutamente, TODO…







Para acometer tan tremenda empresa de integración, ya no nos sirve el intelecto procedente de “la caja” de los viejos conceptos, ahora toca meterse en ellas, de lleno, cuando afloren en la superficie de la conciencia, inundándonos con intimidantes contenidos mentales y feroces luchas energéticas, que no podemos entender: sólo SENTIR. Toca ir más allá de la mente. Y eso es aterrador. La mente, acostumbrada siempre a querer tenerlo todo bajo control, ahora se topa con energías y sensaciones a las que no encuentra lógica ni explicación. Aquí es cuando la mente, en su inercia de mantener todo bajo el control del intelecto, comienza a asociar el miedo con experiencias pasadas, que se convierten en disparadores del miedo presente y que paralizan a la persona con el miedo anticipatorio al futuro, en una rueda que parece no va a terminar nunca y cuyo culmen son las fobias.

¿Cómo vamos a comprender el origen, la acumulación energética de todos los sufrimientos, carencias, separaciones, pérdidas, enfermedades, la multitud de formas de morir…etc., y que están petrificadas desde el pasado o desde los futuros probables o desde todo el “banco de memoria del colectivo”, literalmente en nuestras carnes? ¿Cómo vamos a utilizar la mente para abrazar tales energías que no pertenecen al ámbito del viejo entendimiento lineal? No es posible esto. Sólo desde el Amor Incondicional y la aceptación total que nos PERMITE SENTIR TODO, podemos llegar a la LIBERACIÓN. Y, a ella sólo se llega tolerando lo que nos parecía intolerable. No quedará juicio ni para nosotros ni para nadie y así accederemos a los espacios multidimensionales del SER UNO.

Sabremos que el mundo que percibimos es reflejo nuestro. Cuando ya no haya acción reactiva ni juicio ante él, habremos “salvado el mundo” dentro de nosotros. Sentiremos que ya Somos, ya estamos en la Nueva Tierra pronta a manifestarse. Para mí el miedo, ha sido mi gran maestro de aprendizaje y disciplina para permanecer en el PRESENTE. Era tan duro sentirme en esa especie de cárcel mental de barrotes hechos de miedo, que no podía salir de allí si no era atravesándolo, así sentía los intensos contenidos emocionales que se disparaban por activadores externos, en determinados momentos. Confieso que fue abrumador durante años, pero finalmente lo atravesé, yendo más allá de mi mente. Esa sensación desagradable e intensa, que se anticipaba al futuro, dilatando y proyectando el sufrimiento para ese futuro, sólo la pude desactivar sintiéndola en el presente: lo que me llevó a estar en un estado de PRESENCIA casi permanente.

Cuando alguna vez, surge alguna vieja memoria para integrar, sea mía o del consciente colectivo, ya tengo la suficiente maestría para permitirla y sentirla en el AHORA, sin evadirme de ella, sabiendo que en ese instante estoy transmutando densidad por más Luz encarnada del Espíritu, o lo que es lo mismo: CAMBIANDO MIEDO POR AMOR. En esa acción de estar en el AHORA, es cuando somos totalmente creadores conscientes desde el Poder del SER. Y no es ni más ni menos que permanecer en QUIETUD ante cualquier circunstancia o en cualquier confrontación interna. Ese es el objetivo. Jesús decía que mientras estuviésemos en el mundo (dualidad) tendríamos que estar, vigilantes… …Vigilantes para permanecer en el AHORA, ya que: “Cada día, trae su propio afán”.

En la época en que estaba más paralizada por el miedo, hasta el extremo de que salir de casa era para mí una auténtica odisea anticipatoria, con sus correspondientes “somatizaciones” físicas del miedo, las “herramientas” que más me ayudaron a transcender aquel penoso estado de conciencia, fueron tener la certeza de que desde el SER había un Amor absolutamente incondicional e inmutable hacia mí (yo ya lo había experimentado en carne propia, tras salir mi kundalini por la coronilla...) No obstante, bajo aquel estado de bloqueo, no lo podía sentir como lo tuve los meses posteriores a la sublime experiencia, por mucho que yo luchase por volver a tener aquel maravilloso estado de conexión, pero sí sabía que, a pesar de todo, estaba ahí... Era como la certeza de saber que el Sol siempre está brillando en el cielo aunque, de cuando en cuando, lo tapen los nubarrones y no podamos verlo ni sentir su calor.



Esa certeza fue lo primordial para embarcarme en la acción voluntaria e imprescindible, para transcender aquel “desierto” que, durante un período de mi vida, se adueñó de mí. A partir de ella surgieron “herramientas” a poner en práctica para salir de la penosa paralización en la que estaba. Afirmaciones cargadas de Voluntad Superior que me pusieron en movimiento hacia adelante, como:

“DETRÁS DE ESTE MIEDO, ESTÁ MI LIBERACIÓN”.


Así me ponía en marcha, sabiendo que la acción era de suma importancia en este trabajo para dejar los circuitos neurobioquímicos nuevos, más allá del miedo, impresos en mi cerebro y en la bioquímica de mi cuerpo y por supuesto, activados en mi ADN.

“EN LA CAPACIDAD QUE TENGO DE ACEPTAR, DE TOLERAR, DE SENTIR…MI VULNERABILIDAD, MI DEBILIDAD, MI HUMANIDAD… RESIDE MI PODER”.

No se trataba de negar lo que estuviera sintiendo, fuera la emoción que fuese, ni de negar las circunstancias que me contraían por el miedo y la resistencia, o de negar, incluso, cualquier malestar físico o somatización…se trataba de enfocarme en que detrás de ellas, atravesando esa incomodidad y se presentase como se presentase, estaba la Verdad que Yo Soy, estaba mi LIBERACIÓN. Es como meterse en “el ojo del huracán”, en el “Punto de Quietud” o Punto Cero, en dónde se conecta con todos los potenciales milagrosos del SER. Llegar a este punto central de la cruz, es lo que ejemplifica Jesús en la Crucifixión. Con ello se transmite que todos los opuestos, horizontales y verticales, de todas las dimensiones del pequeño universo que somos cada uno de nosotros, se unifican en el centro de la cruz o Punto Cero, pero antes de ello, ha tenido lugar una batalla interna representada en la agonía de Getsemaní. Esto es una dinámica que se da a lo largo de todo el Camino de integración interior, sólo que en las últimas etapas se siente como si no hubiera “velos” que pudieran amortiguar el dolor que produce la confrontación de las energías.


Así pues, si la tendencia era a huir, a no querer confrontarme con lo que emergiese…ahora se trataba de ir adquiriendo la maestría para permanecer en QUIETUD, ACEPTANDO, PERMITIENDO, RESPIRANDO…SIN MODIFICAR NADA…SIN JUSTIFICAR NADA…SIN PENSAR…SÓLO SINTIENDO Y DANDO ESPACIO A LA CONTIENDA QUE SE DESARROLLABA EN EL INTERIOR, CON TODA LA PACIENCIA QUE ME FUERA POSIBLE.

Claro, de esta manera y con este enfoque, mi creación vieja paralizante, ante tal batalla interior, iba transformándose en una creación cada vez más liberadora y jubilosa, además de dejar en mí esa maestría de poderme situar en el AHORA, en dónde reside verdaderamente nuestro PODER CREADOR.

Gracias a Dios, todo aquello ya pasó y yo me siento enormemente agradecida por ello. Disfruto muchísimo de todas las cosas pequeñas, esas que para otros puedan parecer insignificantes. Yo las valoro muchísimo porque me pasé años en un estado que me impedía disfrutar de VIVIR EN EL AHORA. Y con gran júbilo y alegría, el ADN que sané y activé en mí, con nueva información, emite a través de la unión de nuestros respectivos Campos, una energía que facilita la sanación a otras personas que están haciendo su Camino y en ocasiones, pasando por el mismo miedo extremo que yo pasé, transfiriéndose de un ADN a otro ADN, unos códigos con la información de desactivación del miedo.







Esto lo he constatado, con gran alegría, en varias personas que se han ido recuperando del miedo ancestral, visceral, que las tenía paralizadas durante años. Esto es algo que sólo puede entender quien ha pasado por ello. Personalmente, reconozco que estas recuperaciones son, de lo más jubiloso que he sentido en mi vida: Ver cómo otras personas se van liberando y recuperando su PODER, es uno de los mejores obsequios que una persona puede recibir. Además de ver reflejado lo mejor de mí misma en ellas; lo peor de mí ya me costó lo mío integrar y transcender. Cuando las veo tan recuperadas, tan llenas de esperanza y ánimos renovados, realizando su propio e intransferible Camino interior, doy gracias al Padre y reconozco que todo lo que tuve que pasar y transcender, con tanto esfuerzo, tesón, respeto y amor por mí misma, mereció la pena.

Realmente la Vida es un escenario maravilloso para experimentarnos a nosotros mismos, viviéndola, “impregnándonos” en ella, tomando conciencia de nuestros claros y oscuros, reconociendo por contraste, gracias a ellos, Quienes Somos de verdad. Y mientras, vamos realizando el viaje de regreso hacia la Casa del Padre, como “El hijo pródigo” hacia los brazos de su Padre. Este es realmente un viaje para los AUTÉNTICOS. Llegados a este punto evolutivo, ya no sirve “hablar de boquilla” ni desde las teorías mentales porque sólo desde la autenticidad del que se ha metido de lleno en la experiencia de la Vida, siguiendo su propia “brújula del alma” para salir de las “tormentas” en él mismo, se tiene la capacidad para transcender el miedo. Se adquieren así las frecuencias que le sirven como llave para neutralizar al “Guardián del Portal” hacia la multidimensionalidad del SER. Esa es nuestra Herencia Divina: El Tesoro o Reino de los Cielos, que decía Jesús.

Un Campo energético que ha sido unificado a través de transmutar e integrar las frecuencias del miedo por las frecuencias del AMOR, es un Campo que irradia una energía muy poderosa, capaz de regenerar positivamente todo lo que entra en su radio de acción. Una vez comprendido todo esto, sólo nos queda llevarlo a la práctica, a la total Realización. Sabiendo que conforme ascendemos a los espacios multidimensionales del SER, cuyas frecuencias no tenemos conceptos humanos para entender, los próximos pasos a seguir, serán abandonarnos a Él, aceptando el hecho de que no sabes qué hay más allá…pero ya prima en ti la total CONFIANZA de que Él te lleva…y tú ya no quieres otra cosa que eso. Y Él te lleva de la mano…cuando permaneces en ese PUNTO DE QUIETUD en el que has aprendido a estar, en el que te transfiguras en su “Recipiente” para integrar todos los “aspectos” dimensionales dentro de ti mismo, te conviertes en “Recipiente” del Espíritu, del Todo lo que Es, que tú Eres, que Yo Soy.


UN ABRAZO DESDE EL ALMA CON TODO MI AMOR:


María del Carmen Ortega Molina.

lunes, 13 de agosto de 2012

12 SINTOMAS DEL DESPERTAR DIVINO !!!

ღॐ. ☼ .¸. • * ❤ * •. • ღ ☼ ღ ¸. • * ❤ * •.¸. ☼ .ॐღ
Despierta...

La vida es lo que nosotros hacemos de ella, con nuestros actos y pensamientos.
Por eso, no importa cuáles sean tus circunstancias, todo está en la manera que tienes de percibi
r el mundo que te rodea.
Aprender de los fracasos es una manera de crecer, y si amamos y perdonamos, evolucionamos más.
Tenemos que vivir, todos estamos en el mismo barco.
Disfrutemos del regalo de la vida, y estemos agradecidos por ella.
La aceptación de nuestras circunstancias es dejar q la vida simplemente sea, ya que muchas veces nosotros mismos las hemos creado.

Busquemos la paz en nosotros mismos. Solo entonces se la podemos brindar a los demás.
En armonía con el Universo infinito. Porque todos somos Uno ante la Ley del creador.
No existen fronteras. No somos extranjeros en ninguna parte, todos somos iguales.

Somos libres, las ataduras no existen, están en nuestra mente, en la manera de ver el mundo q nos rodea.
Cuando empecemos a amar sin prejuicios, nos damos cuenta de que no hay enemigos. Nuestros peores enemigos somos nosotros mismos. Con nuestros actos, con nuestros pensamientos.

Existe un balance para todas las cosas. El Universo es sabio y Dios es Amor.
No sigas buscando fuera algo que llevas dentro.
Cree en ti mismo. Llevas un universo dentro.
Despierta, ya es hora.
ღॐ. ☼ .¸. • * ❤ * •. • ღ ☼ ღ ¸. • * ❤ * •. • ღ ☼ ღ ¸. • * ❤ * •.¸. ☼ .ॐღ
POR EVA KA.. GRACIAS….